HÁMSTERS Y DEMÁS ROEDORES

Un foro donde encontrarás mucha información acerca de tus mascotas
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Las Chinchillas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nicki

avatar

Cantidad de envíos : 49
Edad : 22
Localización : En La Ultratumba
Fecha de inscripción : 29/07/2008

MensajeTema: Las Chinchillas   Jue Jul 31, 2008 10:09 am

Introducción
Historia de la chinchilla doméstica.

Existen diversas teorías respecto al origen del vocablo CHINCHILLA, la mayoría de las cuales tiene sus raíces en la época precolombina. Los Quechua utilizaban la palabra "chin", que significa silencioso, "sinchi" que quiere decir fuerte y "lla" que es un diminutivo. La unión de estos vocablos se traduciría como "silencioso, fuerte y pequeño". En mapuche, "chilla", significa "Zorro pequeño". Los indios Chibcha proveyeron a los españoles de pieles y lanas, por lo que no se puede descartar que el vocablo tenga este origen.

Entre las primeras noticias sobre este animal, se cuenta la historia de un capitán español que había fracasado en su intento de recaudar impuestos entre los indios del Perú y decidió congraciarse con la Reina Juana la Loca reuniendo las pieles necesarias para un abrigo de chinchillas.

El Fondo de Cultura Económica editó en México en 1962 una obra que fue escrita en 1590 por el jesuita José de Acosta: el título es "Historia Natural y Moral de las Indias" y en ese trabajo habla, entre otras cosas, de las chinchillas, a las que describe como animales pequeños como ardillas.

En 1820 llegan al Zoológico de Londres las primeras Chinchilla lanigera y en 1865 son llevadas al Zoológico de Hamburgo, Alemania, chinchillas de la misma especie.

En 1874, Sir John Murray establece en Vallemar (Chile) el primer criadero de Chinchilla brevicaudata, que fue exterminado por animales carnívoros que entraron en las instalaciones.

A principios del siglo XX era tan notoria la cacería indiscriminada de estos animales que los gobiernos de Argentina, Chile, Bolivia y Perú suscribieron un acuerdo en 1910 con el objeto de prohibir la caza y la consiguiente venta de pieles. Se cita como dato que muestra hasta que punto eran numerosas las chinchillas no hace demasiado tiempo y hasta que punto era eficaz la caza de estos animales, que en el año 1899 únicamente de Chile se exportaron 435.000 pieles de chinchilla. En 1918, Mathias Chapman, un ingeniero que trabajaba en Potrerillos, Chile, para la empresa Anaconda Mining Copper Co. obtiene del gobierno de Chile un permiso para criar chinchillas. Pero en 1920 finaliza su contrato, por lo que solicita un nuevo permiso, esta vez para llevarse 12 chinchillas hasta California, EEUU, donde arribó con éxito el 2 de febrero de 1923.

Sin embargo, encontrarlas resultó más difícil de lo que pensó en un principio. De hecho, 23 tramperos tuvieron que hacer diversas expediciones y recorrer enormes distancias durante un periodo de 3 años, de 1919 a 1922, durante el que Chapman sólo pudo adquirir 11 chinchillas que él estimó que eran merecedoras de ser reproducidas. De las 11 sólo 3 eran hembras.
Chapman realmente introdujo 12 chinchillas en los Estados Unidos, ya que durante el viaje una de las 11 chinchillas cazadas murió, pero nacieron 2 crías. Casi todo el patrimonio genético de las chinchillas mantenidas en cautividad en la actualidad procede de estas 12 chinchillas. Algunas de las once primeras chinchillas de Chapman le sobrevivieron. Uno de estos animales (el octavo que capturaron y que fue tatuado por esta razón con el número Cool vivió durante 22 años. Su edad exacta fue imposible de determinar ya que había nacido en libertad. Le apodaron Old Hoff (el viejo Hoff), como el herrero alemán que construyó las jaulas en las que fueron transportadas a los Estados Unidos.
Gracias a los esfuerzos de Chapman, que sentó las bases de la moderna cría en cautividad de las chinchillas, es muy fácil conseguir en la actualidad una chinchilla como animal de compañía. Desgraciadamente no tenemos tan agradables noticias por lo que respecta a las chinchillas silvestres. La Chinchilla brevicaudata se ha considerado extinta en la naturaleza durante más de 80 años, hasta que en 2001 se encontró una pequeña colonia en el norte de Chile. Según el gobierno chileno, los ejemplares mantenidos en cautiverio en noviembre de 2000, antes del redescubrimiento citado, eran 11 machos, 15 hembras y 3 ejemplares no sexados. La Chinchilla lanigera ha sido ligeramente más afortunada, ya que desde el 30 de noviembre de 1983 parte de las últimas chinchillas que viven en libertad están protegidas en la Reserva Nacional “Las Chinchillas”, donde actualmente la población estimada es superior a los 8.000 ejemplares .

(www.infochinchillas.com)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/meis_asem
Nicki

avatar

Cantidad de envíos : 49
Edad : 22
Localización : En La Ultratumba
Fecha de inscripción : 29/07/2008

MensajeTema: Re: Las Chinchillas   Jue Jul 31, 2008 12:53 pm

Adquisición de una Chinchilla

¿Es la chinchilla una buena mascota para mi?

Muchos se hacen esta pregunta ante la duda de si comprar o no una chinchilla. No debemos caer en el error de dejarnos cauivar por ese pelo suave y esos ojos despiertos de la chinchilla sin conocer sus caracteristicas y cuidados basicos. En realidad la compra de cualquier mascota deberia de estar precedida de las siguientes preguntas: "¿Que puedo ofrecerle a mi futura mascota? y ¿Que espero que me ofrezca?". Puede que nos cautive el pelo y los ojos de la chinchilla pero queramos un animal que se quede dormido en nuestro regazo mientras vemos la television y lo acariciamos, en ese caso comprar una chinchilla seria un error, quizas nos convendria mas un gato o un huron. Vamos a analizar por separado cada una de las preguntas que nos hacemos antes de decidir que mascota queremos.

¿Que puedo ofrecerle a mi futura mascota?

Cuando nos hacemos esta pregunta tenemos que pensar las horas de nuestro tiempo y el espacio fisico que disponemos para nuestra futura mascota. Una chinchilla es un animal de jaula pero de jaula grande, tenemos que estar seguros de poder ofrecerle a nuestra chinchilla una jaula de unas dimensiones minimas de 65 cm x 40 cm x 40 cm (largo x profundo x alto) para una sola chinchilla, y esa jaula no cabe en cualqujier lugar. Ademas, el lugar donde se debera colocar la jaula debe de ser un lugar tranquiilo durante el dia, para que la chinchilla pueda descansar, ya que son animales nocturnos y durante el dia duermen.

Por otro lado una chinchilla necesita un tiempo, deberemos dedicar como minimo media hora diaria a nuestra chinchilla para sacarla de su jaula, que pasee y corra. Una vez a la semana deberemos limpiar su jaula por completo. Una chinchilla no es un animal que se pueda meter en la jaula y olvidarse uno de que esta alli.

¿Que espero que me ofrezca?

Una vez hemos determinado lo que podemos ofrecerle a nuestra futura mascota deberemos pensar en que queremos que ella nos de a cambio. Veamos algunas de las caracteristicas de las chinchillas como mascotas:

- Tienen un tamaño mediano que ronda el medio kilo

- Pelo suave y sedoso perfecto para acariciar

- Esperanza de vida de 10 - 15 años

- Ella y su jaula carecen por completo de olor

- Son nocturnas

- No suelen morder de no ser porque esten muy asustadas o enfermas

- Muy inteligentes, capaces de reconocer a su dueño y aprender trucos sencillos.

- Curiosas y nerviosas.

- No dan alergias

Por tanto la chinchilla es una mascota perfecta para aquellos que busquen un animal de jaula, de tamaño mediano, que no desprenda olores, inteligente, longevo, simpatico y que crea lazos afectivos con su dueño. Pero como suele decirse, no todo el monte es oregano y las chinchillas tambien pueden traer una serie de problemas e incomodidades, por tanto un futuro dueño de una chinchilla debera de estar dispuesto a:

- Cuidar de su mascota durante 10 - 15 años
- Soportar ruidos, a veces muy molestos, por las noches que no le dejen dormir.

- Soportar los pelos en el aire de las epocas en que la chinchilla muda el pelo

- Comprenderr que la chinchilla al principio se muestre nerviosa o asustadiza

- Que no se deje acariciar o se muestre independiente

- Tener muchisima paciencia a la hora de enseñarle a confiar en su dueño

Por todo esto la chinchilla no es una buena mascota para niños traviesos, personas que trabajen en el turno de noche, con poco tiempo, que viajen a menudo o sin paciencia.

Conclusion
Si estas en situacion de proporcionarle a una chinchilla todo lo que necesita, te ves capaz aceptar a la chinchilla tal y como es, con sus cualidades y sus pequeños defectos y ademas, te derrites cuando ves una chinchilla.... Adelante.... Seguro que seras muy feliz con una chinchilla como mascota y te terminas convirtiendo en un chinadicto como somos todos en esta comunidad

(http://groups.msn.com/LACOMUNIDADDECHINCHILLAS)
____________________________________________________

A la hora de comprar

¿Cuánto cuesta una chinchilla?
Depende del color. En los comercios las chinchillas grises suelen costar alrededor de 60€. Las chinchillas de color son más caras y las variedades más habituales pueden costar en torno a los 150€, aunque su coste dependerá de lo frecuente que sea la variedad de color en concreto. Los criadores suelen tener precios más bajos. Hay criadores de chinchillas domésticas a gran escala que tienen unos precios realmente atractivos. No obstante, hay que tener en cuenta que al precio de la chinchilla habrá que sumar los gastos de transporte si no se adquiere directamente en el criadero.


¿Qué edad es la más aconsejable para comprar una chinchilla? ¿Es mejor comprarla en una tienda o a un criador? Debemos comprar la chinchilla más joven que podamos. Pero existe una edad mínima que deben tener para evitar problemas. Se recomienda que la chinchilla esté destetada. Esto quiere decir que tenga entre 2 y 3 meses de vida. En realidad, las chinchillas son animales que nacen muy desarrollados y que comienzan a comer sólidos a los pocos días del nacimiento. Esto hace que el destete sea progresivo casi desde el momento en que nacen. Por esta razón, un comprador con conocimientos puede adquirir una chinchilla procedente de un criador responsable a edades más tempranas que las dichas anteriormente. Una chinchilla bien alimentada y sociabilizada puede ser comprada sin riesgo a una edad tan temprana como son las 6 semanas de vida. Esta afirmación no será cierta si la adquisición se hace en una tienda de animales, ya que son lugares demasiado estresantes y con unas condiciones sanitarias generalmente insuficientes para las necesidades de una chinchilla tan joven. La compra directa al criador es mucho más segura en este aspecto.


¿Que debo tener en cuenta al comprar una chinchilla en una tienda? Hay que observar la jaula donde esté expuesta. Se deben ver heces normales, no diarreicas. No debe haber ninguna chinchilla enferma en la jaula. El ejemplar escogido debe observarse de cerca, cogiéndolo en las manos, y mirando que no tenga ningún defecto. Se observarán los ojos, las orejas, la boca, las manos y las patas, todo el pelo y la zona del ano. Si no observamos ningún problema y el carácter de la chinchilla es adecuado podemos comprarla. Exigiremos siempre la factura de compra.


¿Que debo tener en cuenta al comprar una chinchilla a un criador? Un criador reconocido como tal debe poder entregar una factura de compra. Este documento es importante para poder calificar a la chinchilla como perteneciente a la forma doméstica. Si la compra se hace in situ existe la posibilidad de comprobar la salud del ejemplar o de escoger aquel que más nos guste. Si la compra se hace a distancia no hay posibilidad de saber el estado en que se encontraba el animal en el momento de la salida del criadero. Si el criador es amable puede enviar fotografías a través del correo electrónico en las que se puede ver el ejemplar a la venta. La desventaja de la compra a distancia es que las reclamaciones pueden ser una misión extremadamente compleja salvo que el vendedor sea muy honrado. Por eso sólo se deben adquirir chinchillas de este modo a criadores de confianza y reputada solvencia. También existen criadores particulares que venden las crías nacidas en los domicilios. Quizá sean las mejores chinchillas para comprar ya que la sociabilización suele ser perfecta y el riesgo de comprar un animal enfermo muy bajo. Por desgracia los criadores particulares que pueden entregar una factura de compra se cuentan con los dedos de una mano y nunca se debería adquirir una chinchilla a quien no pueda entregarnos una factura de compra.


¿Que tipo de garantía debo pedir? La que contempla la legislación española. Si un animal se adquiere enfermo, el vendedor debe hacerse cargo de los tratamientos médicos necesarios para devolverle la salud. Además tenemos derecho a la devolución en el caso de que la chinchilla sufra defectos graves.


Quiero comprar mi primera chinchilla y no sé si elegir un macho o una hembra. Normalmente las chinchillas macho suelen ser menos temperamentales y más dóciles, aunque muchas hembras también tienen un carácter muy tranquilo. Como ocurre con todos los animales, cada chinchilla es un mundo. Más importante que el sexo, es comprar una chinchilla dependiendo del grado de sociabilización. Cuanto más sociabilizada esté, más disfrutaremos de ella y más disfrutará ella de nosotros.


¿Cómo puedo saber que la chinchilla que estoy comprando está sana?
Debemos fijarnos en ciertos aspectos físicos:

Aspecto general: debe ser normal, sin heridas, debe estar limpia y poder moverse sin dificultad, mostrando un comportamiento despierto y curioso.
Pelo: debe estar limpio y sedoso, sin ninguna calva. Si se ven mechones sobresaliendo es un signo de que el animal está o ha estado estresado.
Ojos: deben ser brillantes, limpios y sin ningún tipo de secreciones ni zonas alopécicas alrededor.
Hocico: debe estar seco y limpio, sin rastro de mucosidad.
Boca: debe estar seca y los incisivos deben tener una correcta alineación y un desgaste uniforme. Las muelas, por desgracia, no se pueden revisar.
Zona posterior: debe estar completamente limpia, sin restos de heces líquidas que a veces manchan el pelo de las patas, ya que sería un signo de diarrea.

(http://www.infochinchillas.com/)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/meis_asem
Nicki

avatar

Cantidad de envíos : 49
Edad : 22
Localización : En La Ultratumba
Fecha de inscripción : 29/07/2008

MensajeTema: Re: Las Chinchillas   Jue Jul 31, 2008 12:55 pm

Control de Salud y Enfermedades

Enfermedades de la chinchilla doméstica

Antiguamente, existían timadores que vendían remedios contra todas las enfermedades imaginables. Un mismo jarabe lo mismo valía para evitar la caída del cabello que para aliviar los dolores de espalda, o que para curar la peste y reducir el flato de los recién nacidos todo a un mismo tiempo. Estos remedios han recibido el nombre de panacea porque eran capaces de curar todas las enfermedades. Como ya hemos dicho, eran un timo. Sin embargo, en este capítulo vamos a revelarte la verdadera panacea. El auténtico remedio para los males que puedan afectar a tu chinchilla: el veterinario. Nunca se insistirá lo suficiente en este punto. Hay situaciones en las que nosotros podremos producir el alivio de algún padecimiento a nuestras chinchillas, pero en caso de duda, más vale acudir a un veterinario que pueda resolver la situación. Y llegados a este punto, hemos de reconocer que no todos los veterinarios tienen igual preparación para atender a las chinchillas. Ello se debe a que el ámbito de actuación de la veterinaria es tan amplio que los veterinarios se han especializado en una pequeña porción de tan vasto saber. Así, una de las primeras cosas que debemos hacer al comprar una chinchilla es averiguar qué veterinario especialista en pequeños animales o animales exóticos hay cerca de nosotros. Porque es muy penoso ponerse a buscar un veterinario que pueda atendernos correctamente cuando aparece la urgencia. Los veterinarios hacen gala de gran honestidad y si no tienen el grado de especialización suficiente para tratar a tu chinchilla te lo harán saber. Y en muchos casos podrán recomendarte algún compañero que sí pueda darte una atención especializada.

Dicho lo anterior, vamos a intentar clarificar los problemas que más frecuentemente se pueden presentar en las chinchillas domésticas. Intentaremos dar a conocer las causas por las que estos problemas aparecen, los síntomas que pueden hacernos sospechar que el problema está presente, el tratamiento que hay que instaurar para resolver la situación y las medidas que debemos adoptar para que el problema no se repita.

Golpe de calor
¿Por qué se produce? Debido al espesor y a la estructura de su pelaje, las chinchillas son los mamíferos con la mayor capacidad aislante conocida. Lo que está muy bien para cuando hace frío, pero que es malísimo cuando la temperatura empieza a subir. Se sabe que la temperatura máxima a la que las chinchillas pueden vivir sin que exista ninguna complicación es de 20ºC. A partir de esta temperatura ambiente, las chinchillas no pueden perder todo el calor necesario, por lo que su temperatura corporal aumenta, llegándose a una situación incompatible con la vida cuando se alcanza una temperatura ambiente de 32ºC.

¿Cómo puedo darme cuenta de que le está pasando esto? Los signos clínicos de un golpe de calor son decaimiento, con el animal tumbado, respiración agitada, mucosas de color rojizo brillante, saliva espesa, y en ocasiones diarrea hemorrágica. Se puede observar que los vasos sanguíneos de las orejas aparecen engrosados y que éstas adquieren un color rosado o rojizo brillante. Por último, el animal entra en shock, coma y finalmente muere. La fotografía que acompaña a este texto se tomó de una chinchilla que sufrió un golpe de calor mientras era transportada del criadro a una tienda de animales.

¿Qué puedo hacer para solucionar el problema? Es vital actuar con rapidez. Dependiendo de la gravedad de los síntomas, puede ser necesario tan sólo reducir la temperatura ambiente o llegar a ser imprescindible reducir la temperatura corporal con un baño con agua fresca (pero no demasiado fría). Si ya existe un estado de shock, es necesario comenzar un tratamiento de fluidoterapia endovenosa. Hay que tener en cuenta que en ocasiones este problema se trata de una auténtica emergencia, por lo que lo recomendable no es acudir al veterinario, sino ponerse en contacto con él por teléfono para que nos indique exactamente qué hacer, ya que puede que probablemente sea mejor bajar la temperatura del animal antes de acudir a la consulta. Esto nos recuerda que debemos tener localizado a un profesional antes de que nos surjan las dificultades y, mejor aún, tener a mano en un lugar accesible su número de teléfono para no perder tiempo buscando la manera de contactar con ese profesional que nos ha de orientar en el mejor modo de intentar salvar la vida de nuestras queridas mascotas.

¿Cómo puedo prevenir este problema? Lo primero que hay que hacer es determinar la temperatura ambiente real. No nos valen las temperaturas que nos ofrecen en televisión, los termómetros de las calles ni, incluso, los termómetros que hay en muchas casas. Hay que tener en cuenta que dentro de una misma casa, existen unas zonas más cálidas que otras y que el aire caliente ocupa las zonas más altas de las habitaciones. Por ello, hay que dedicar un termómetro para medir la temperatura dentro de la jaula donde estén alojadas las chinchillas. Recomendamos los fabricados para acuarios, ya que son bastante fiables, son baratos, su rango de medición es perfecto para nuestro propósito y no contienen mercurio. Lo ideal sería colocar el termómetro dentro de la jaula de la chinchilla, justo en el lugar donde ésta descanse. Como esto es inviable, hay que colocarlo fuera de la jaula, y del alcance de la chinchilla, a la misma altura a la que descanse la chinchilla. Esta es la única manera de tener una medida fiable de la temperatura ambiente real en la zona donde se sitúa la chinchilla. Una vez que tenemos determinada la temperatura ambiente, la prevención del golpe de calor pasa por evitar que dicha temperatura suba de 26ºC. Ya hemos dicho que lo ideal sería que no subiese de 20ºC, pero puede ser muy complicado mantener una temperatura tan baja en pleno verano. Podemos localizar la zona más fresca de la casa libre de corrientes de aire y colocar allí la jaula con las chinchillas. Si la jaula está en alto, podemos ponerla al nivel del suelo. También podemos utilizar los aparatos de aire acondicionado, de modo que la temperatura no supere nunca los 26ºC. Es importante aclarar que no se trata de programar el aparato a 26ºC, sino de comprobar a qué temperatura de programación se consigue que no se superen los 26ºC en la zona de la jaula.

(http://www.infochinchillas.com)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/meis_asem
Nicki

avatar

Cantidad de envíos : 49
Edad : 22
Localización : En La Ultratumba
Fecha de inscripción : 29/07/2008

MensajeTema: Re: Las Chinchillas   Jue Jul 31, 2008 12:56 pm

Presencia de restos de arena del baño en los ojos
¿Por qué se produce? La causa de la aparición de este problema es la costumbre que tienen las chinchillas de darse baños de arena y del modo en que lo hacen. Las chinchillas se revuelcan sobre la arena a gran velocidad, manteniendo la cabeza prácticamente pegada al suelo. Ello hace que sea muy fácil que algunos restos de arena acaben en los ojos retenidos por el líquido lacrimal que humedece el ojo. Afortunadamente el tipo de arena utilizado es de granulometría muy pequeña por lo que los riesgos de úlcera corneal son bastante reducidos. La chinchilla de la derecha tiene una úlcera corneal que se puede apreciar a simple vista. Lo normal es que las úlceras no sean tan visibles y que requieran de un veterinario para ser descubiertas.


¿Cómo puedo darme cuenta de que le está pasando esto? Lo primero que podemos ver es que uno o ambos ojos están entrecerrados, como le pasa a la chinchilla de la izquierda. Quizá también se puedan ver restos de arena en los párpados o que estén húmedos. Que existan restos en los párpados es muy frecuente, sin que exista este problema. Lo que nos indica que el problema existe es que los ojos no están perfectamente abiertos cuando la chinchilla está alerta. También se puede observar que la conjuntiva no tiene su color rosa pálido normal, sino que está enrojecida.

En los casos más graves se puede apreciar que el ojo no está completamente transparente, sino que se ha vuelto blanquecino.
¿Qué puedo hacer para solucionar el problema? Las chinchillas son muy ágiles e inquietas, por lo que si no se tiene mucha maña en su manejo o se tiene un ayudante que sujete correctamente a la chinchilla, lo mejor es acudir al veterinario. La mayor parte de las veces, sobre todo si el problema es muy reciente, el tratamiento pasa por hacer un lavado por arrastre de los restos de arena. Se puede utilizar agua limpia, suero fisiológico o una infusión de manzanilla templada (no deben usarse líquidos muy fríos ni muy calientes). El procedimiento para realizar la cura es el siguiente: mientras el ayudante sujeta firmemente a la chinchilla, con una mano se separa el párpado mientras que con la otra se dejan caer unas gotas de la solución de limpieza para que arrastre los restos de arena presentes. Se puede utilizar una gasa humedecida para hacer leves toques con el fin de que los restos de arena se adhieran a su superficie. Pero los toques deben ser perpendiculares al ojo y no se debe arrastrar ni presionar, porque sería muy fácil producir úlceras corneales. En el caso de que pasadas unas horas de haber limpiado el ojo no se viese que la mirada ya es normal, se debe acudir al veterinario para que averigüe si hay alguna úlcera corneal o conjuntivitis.

¿Cómo puedo prevenir este problema? La prevención mayor que se puede hacer es el uso racional de la arena para el baño. Se les debe poner el mínimo imprescindible que garantice una correcta higiene del pelo y observar sus ojos cada vez que se les retire la arena.

Anillos de pelo
¿Por qué se producen? Debido a la gran cantidad de pelo que tienen las chinchillas y a sus especiales características, durante los intentos de cópula y las propias cópulas pueden quedar pelos entre el pene y el prepucio. Desgraciadamente, los pelos se sitúan alrededor del pene tejiendo verdaderos anillos, como el que se muestra a la derecha, que pueden llegar a estrangularlo. La consecuencia es una deficiencia del aporte sanguíneo e, incluso, una imposibilidad para orinar.

¿Cómo puedo darme cuenta de que le está pasando esto? Puede sospecharse cuando se pueda ver el pene sobresaliendo del prepucio. El diagnóstico es prácticamente seguro cuando además se observen restos de pelo procedentes del interior del prepucio. La chinchilla de la izquierda es un claro sospechoso de padecer este problema.

¿Qué puedo hacer para solucionar el problema? La solución pasa por la eliminación completa del anillo. Para ello hay que exteriorizar el pene, extrayéndolo del interior del prepucio. Luego se intenta sacar el anillo completo o desgarrarlo para extraerlo cortado. Esta operación no tiene mayor complicación que sujetar a la chinchilla. Por ello se hace imprescindible la colaboración de dos personas. Una que la sujete y otra que elimine el anillo de pelo. En el caso de que no pueda darse solución domiciliaria al problema, se debe acudir al veterinario. a la derecha se muestra la misma chinchilla una vez que se ha exteriorizado el pene. Se aprecia claramente la presencia de un anillo que, en esta ocasión, no estrangula al pene.

¿Cómo puedo prevenir este problema? Lo cierto es que no existe más prevención que la revisión periódica del pene de las chinchillas macho, especialmente en los momentos de celo de las hembras presentes.

Alopecia

¿Por qué se produce? La alopecia se define como la ausencia de pelo y puede tener causas fisiológicas y patológicas. Entre las primeras merecen destacarse dos. En primer lugar la alopecia perimamaria de las hembras en lactación, que se muestra a la derecha, producida por los cachorros que están mamando, y en segundo lugar la alopecia producida por un mecanismo defensivo denominado “fur slip” que consiste en el lanzamiento de mechones de pelo en caso de amenaza.

Entre las causas patológicas destaca fundamentalmente la infección por hongos dermatofitos, que producen lo que se conoce como dermatofitosis o tiña. La imagen inferior derecha muestra la pata trasera de una chinchilla afectada por una dermatofitosis.

¿Cómo puedo darme cuenta de que le está pasando esto? Fundamentalmente por la presencia anormal de zonas sin pelo.

¿Qué puedo hacer para solucionar el problema? Si la causa es fisiológica, no hay que hacer nada, en el caso de las alopecias patológicas se debe acudir sin falta al veterinario, ya que algunas tiñas son contagiosas para otras chinchillas y personas.

¿Cómo puedo prevenir este problema? Hay que manipular de forma cuidadosa a las chinchillas para que no lancen mechones de pelo. Además, hay que procurar que las condiciones higiénico-sanitarias sean las mejores posibles. El sustrato debe estar suficientemente limpio, el ambiente debe carecer de factores estresantes y la alimentación debe ser de calidad, bien conservada y adecuada a las necesidades de las chinchillas.

Cono norma general no debe comprarse ninguna chinchilla que esté en contacto con otra enferma, aunque no presente signos de enfermedad. La chinchilla mosaico de la fotografía de la izquierda tiene alopecia en la zona del morro, por lo que es desaconsejable adquirir cualquier chinchilla de esta tienda, aun cuando aparentemente puedan estar sanas.

Problemas dentales

¿Por qué se producen? Los problemas dentales tienen muchas causas y cuando aparecen son casi siempre una fuente constante de preocupación. Pueden ser problemas congénitos, en los que una incorrecta formación mandibular haga que el alineamiento dental sea inapropiado. También pueden ser problemas traumáticos, generalmente con rotura de los incisivos superiores. Y como último origen podemos citar las causas alimentarias, en las que un deficiente aporte de materiales abrasivos conduce a un sobrecrecimiento dental. El hecho de que los roedores estén adquiriendo mayor esperanza de vida, gracias al cuidado que les prestamos, está haciendo que se puedan ver problemas dentales probablemente achacables a la edad. Así, se pueden ver desviaciones excéntricas de los incisivos que obligan a un cuidado periódico.

¿Cómo puedo darme cuenta de que le está pasando esto? A veces es muy sencillo, como en el caso de la rotura traumática de los incisivos o su crecimiento excesivo. Pero en el caso de que los problemas se deban a alteraciones de los premolares y molares, el diagnóstico es muchísimo más complicado. La mayor parte de las veces, lo único que se aprecia es una disminución, una ralentización o una ingesta caprichosa. Cuando el proceso ya está más avanzado, puede apreciarse una dificultad para tragar la saliva, con lo que el pelo de alrededor de la boca aparece húmedo.

¿Qué puedo hacer para solucionar el problema? La respuesta es la misma para cualquiera de los problemas dentales. Se debe acudir al veterinario. Sólo un veterinario puede hacer una correcta exploración de los dientes de una chinchilla. La fotografía de la derecha muestra un incorrecto desgaste de los incisivos por haberse producido un giro hacia la derecha con rotación de los inferiores. En la de la izqiuerda se aprecia un sobrecrecimiento de las muelas superiores con formación de unos picos que se clavan en los carrillos.

¿Cómo puedo prevenir este problema? Hay problemas dentales que no se pueden prevenir, pero sí podemos evitar la mayoría de las causas. Se deben evitar los golpes en la cara, así que es preferible no situar a las chinchillas en lugares elevados o ser sostenidos en brazos por personas inexpertas o asustadizas. Sin embargo, podemos hacer mucho para prevenir ciertos problemas dentales. Se ha comprobado que las chinchillas salvajes apenas tienen problemas dentales, por lo que se ha establecido que no estamos haciendo algo bien con las chinchillas criadas en cautividad. Se piensa que el factor fundamental para la prevención de los problemas dentales es la administración de una alimentación correcta que facilite el normal desgaste de los dientes, lo que pasa por suministrar alimentos poco energéticos con alto contenido en fibra. Una buena provisión diaria de heno es obligatoria. Además, se le pueden ofrecer frutos secos con cáscara, como las avellanas o las nueces, o ramas de árboles. También puede ser adecuada la administración de ciertos vegetales como la alfalfa o las hojas de endivias o zanahoria. Existen también ciertos “juguetes” útiles para este fin, como pueden ser los bloques de calcio o sal y los juguetes de madera.

Diarrea

¿Por qué se produce? La diarrea se define como el aumento de la frecuencia de deposiciones de consistencia disminuida. Las causas de su aparición son diversas y complejas. Las que nos interesan ahora son aquellas causas que podamos controlar con un correcto manejo. Y estas causas son las relacionadas con una alimentación inadecuada. Así, podemos hablar de la administración de alimentos en mal estado o mal conservados, alimentos no adecuados (carne por ejemplo) o alimentos a los que no esté habituado.

¿Cómo puedo darme cuenta de que le está pasando esto? En realidad es muy sencillo, ya que únicamente hay que fijarse en las características de las heces. Estas deben ser secas y con forma de “morcilla en miniatura” y de color verdoso oscuro. El hecho de encontrar una o dos heces blandas, no significa que haya una diarrea, ya que a veces eliminan unas heces especiales ricas en compuestos nitrogenados llamadas “cecotrofos” y que son ingeridas por las chinchillas para obtener ciertos compuestos nitrogenados esenciales, vitamina B12 y ácido fólico. En los casos más severos podemos ver que las extremidades traseras están manchadas de restos fecales, tal y como se aprecia en la fotografía de la derecha.
¿Qué puedo hacer para solucionar el problema? Sea cual sea la causa de la diarrea, se trata de un problema serio que debe ser valorado y tratado por un veterinario.

¿Cómo puedo prevenir este problema? Aunque existen enfermedades internas que pueden producir diarreas, lo más habitual es que las diarreas sean causadas por un mal manejo. Hay que proporcionar a las chinchillas una alimentación de calidad, correctamente conservada y apropiada a sus necesidades nutricionales. Existe controversia sobre la adecuación de la utilización de material vegetal fresco en la alimentación de las chinchillas. La experiencia personal es que no hay ninguna contraindicación para su uso, ya que ha sido consumida por chinchillas desde su nacimiento sin haber tenido jamás un caso de diarrea. En el caso de que se quiera introducir un nuevo alimento o se pretenda cambiar de marca de alimento seco, hay que hacerlo de un modo progresivo comenzando por cantidades muy pequeñas que se incrementan gradualmente. No seguir este procedimiento puede hacer que se produzca lo que se conoce como “disbacteriosis intestinal”. En este proceso lo que ocurre es que la flora bacteriana existente no es capaz de hacer una correcta digestión del nuevo alimento, con lo que permanece en el intestino atrayendo líquidos y pudiendo ser objeto de reacciones de fermentación indeseables. La consecuencia de todo ello es la instauración de un proceso diarreico. Y en realidad no es que el alimento fuese inadecuado, o estuviese en mal estado o conservado. Simplemente es que se lo dimos de un modo incorrecto.

(http://www.infochinchillas.com)


Última edición por Nicki el Jue Jul 31, 2008 1:01 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/meis_asem
Nicki

avatar

Cantidad de envíos : 49
Edad : 22
Localización : En La Ultratumba
Fecha de inscripción : 29/07/2008

MensajeTema: Re: Las Chinchillas   Jue Jul 31, 2008 12:56 pm

Enfermedades fúngicas

Tiña: generalmente causada por Trichopyton mentagrophytes o Microsporum canis. Tanto en las chinchillas como en las personas puede cursar de forma asintomática o con la presentación de zonas alopécicas con escamas o costras y, a veces, prurito. A la derecha se pueden ver diversas lesiones cutáneas causadas por un hongo procedente de una chinchilla que padecía dermatomicosis.

Enfermedades parasitarias

Criptosporidiosis: Cryptosporidium parvum no parece tener hospedadores específicos, por lo que puede afectar a muchos mamíferos. Debe evitarse el contacto de los niños y las personas inmunodeficientes con los animales enfermos.

Giardiosis: esta enfermedad se transmite por vía fecal-oral. Los signos clínicos en las personas son principalmente de tipo gastrointestinal, aunque también pueden causar afectación articular y reacciones de hipersensibilidad.

Reacciones alérgicas

Alergia al heno: las personas alérgicas, especialmente al polen de gramíneas, pueden manifestar síntomas como rinitis, conjuntivitis o asma.

Alergia a las descamaciones cutáneas: entre un 11 y un 15 de las personas expuestas a roedores y lagomorfos desarrollan reacciones alérgicas frente a antígenos de la piel y el pelo de estos animales. Los síntomas pueden ser respiratorios, oculares, cutáneos e, incluso, generalizados. La fotografía muestra una reacción alérgica cutánea en un brazo producida por el arañazo de una chinchilla

(http://www.infochinchillas.com)


Última edición por Nicki el Jue Jul 31, 2008 1:03 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/meis_asem
Nicki

avatar

Cantidad de envíos : 49
Edad : 22
Localización : En La Ultratumba
Fecha de inscripción : 29/07/2008

MensajeTema: Re: Las Chinchillas   Jue Jul 31, 2008 12:57 pm

Alimentación

Las chinchillas son animales estrictamente herbívoros y son originarias de una zona árida con escasa cobertura vegetal y donde las plantas tienen una elevada cantidad de fibra y un escaso valor alimenticio. Tienen un aparato digestivo especialmente adaptado a este tipo de alimentación y no ingieren nunca restos animales.

En la tenencia en cautividad de las chinchillas es prácticamente imposible ofrecer la misma alimentación que pueden obtener en libertad. Ello se debe a que no podemos obtener otras especies vegetales por ser propias de otro continente y otro hemisferio. Por eso debemos conseguir una alimentación equivalente. Haremos una descripción de los alimentos que podemos dar con seguridad a nuestras chinchillas domésticas, explicando su importancia y describiendo sus componentes.

Heno: el henificado es un proceso de conservación de especies vegetales. Consiste básicamente en una deshidratación lenta al aire libre. En sí la palabra heno no indica composición ninguna. Para ser estrictos deberíamos decir heno de pasto o heno de alfalfa. Estas dos variedades son las más frecuentemente comercializadas y cuando hablamos de heno nos referimos a la primera. Se comercializa en bolsas prensadas de 1 kilogramo. No todos los henos son iguales. En primer lugar hay que hablar del heno “simple” que no es otra cosa que hierba desecada. Es el más habitual en el comercio. Además están los henos “enriquecidos”, que son aquellos a los que se han adicionado plantas que por su olor o sabor son más apetitosos. Los hay con manzanilla, rosas, diente de león, jazmín, zanahoria o manzana por ejemplo.

Otra cuestión que hay que valorar es que incluso dentro de la misma marca la calidad del heno es distinta dependiendo de la época del año. Generalmente a los pastos se les hacen dos siegas, una en primavera y otra en otoño. Por tanto la producción de heno no es constante a lo largo del año. Sólo hay dos épocas de producción. Y en algunas zonas sólo es posible hacer una única siega. Un heno recién henificado conserva todas sus propiedades y es de gran calidad. Pero con el tiempo se van perdiendo nutrientes y la palatabilidad y la calidad decrecen. Un heno fresco es verde y muy aromático. Un heno viejo es amarillento y con poco olor. En la fotografía de la derecha se aprecian dos marcas distintas de heno. El de la izquierda es viejo y de mala calidad. El de la derecha es reciente y de gran calidad.

El heno es la base de la alimentación de las chinchillas. Si tuviésemos que cuantificar su importancia diríamos que el 75% de la ración de una chinchilla debería ser heno. Una de las misiones más importantes, y que menos se valoran, es la de facilitar el desgaste de las muelas por su composición y por la forma en que es ingerido. Por esto, las chinchillas deben tener siempre heno a su disposición.

No existen estudios científicos que hayan determinado las necesidades nutricionales de las chinchillas. Pero su mantenimiento en cautividad durante muchos años sí ha permitido proponer unos valores medios que debería cumplir la alimentación que les proporcionamos.

Como se puede apreciar, el heno de alfalfa es el que más se aproxima a los valores ideales propuestos. En su contra se ha venido argumentando que su contenido en calcio es un poco superior al deseable, específicamente porque se conjuga con un menor contenido en fósforo. Sin embargo, la experiencia de varios criadores que han mantenido a sus chinchillas con heno de alfalfa durante decenios nos indica que este pequeño desajuste o bien carece de importancia práctica o bien se compensa con el resto de la alimentación. Ya hemos comentado el efecto beneficioso que tiene el heno para el desgaste dental. Pues bien, como el heno de alfalfa es más rico en cenizas, su efecto de desgaste es mayor que el del heno de pasto.

Pienso: es el segundo componente en importancia para una correcta alimentación de las chinchillas. Desgraciadamente hay chinchillas que lo convierten, por apetencia, en su principal fuente de alimento. No tiene la capacidad de desgaste de las muelas que tiene el heno y por eso no debe sustituirlo. Generalmente se presenta en forma de pellets o barritas de color verdoso. El método de fabricación es el que se ha venido utilizando durante décadas para la fabricación de los piensos de engorde para conejos, lo cual no es muy conveniente cuando se trata de alimentar animales cuya esperanza de vida no son unos pocos meses si no varios años.
Ya existen varios fabricantes que producen pienso específicamente para chinchillas. Un fabricante ha puesto recientemente en el mercado un pienso desarrollado pensando en facilitar el desgaste dental. En este caso las fibras que lo componen no están tan trituradas y conservan una longitud que las hace claramente evidentes, como se aprecia en la fotografía de la izquierda. Parece, por tanto, que los piensos están evolucionando y vamos dejando atrás las obsoletas técnicas de fabricación de piensos de engorde para iniciar en los roedores las técnicas de fabricación de piensos que ya existen en otros animales domésticos como el perro y el gato, donde se da importancia no sólo a la composición nutricional sino también a la estructura de la croqueta de pienso.

Otro productor de alimentos para chinchillas tiene un pienso que incluso diferencia las distintas necesidades de la chinchilla dependiendo de su edad. En este caso el pienso se presenta en forma de bolitas. Se puede ver una muestra en la fotografía de la derecha.
Aunque es cierto que cada vez se ofrecen más productos específicos para las chinchillas, como el de la fotografía de la izquierda, también es verdad que en algunos lugares todavía es difícil encontrar piensos para chinchillas. En estos casos se puede recurrir a los piensos para conejos enanos. Es importante que no sean piensos de engorde de conejos. Estos piensos están formulados para conseguir un gran incremento de peso en muy poco tiempo. Su uso es garantía de obesidad a corto plazo.

Básicamente los piensos están compuestos por productos vegetales como alfalfa, avena, girasol, trigo, maíz, caña de azúcar o colza. Además llevan añadidas sustancias minerales y vitaminas. Incluso hay algunos, como el de la fotografía de la derecha, que tienen añadido un componente con efecto antiparasitario. Dependiendo de la composición exacta hay piensos de mejor o peor calidad. En todo caso, en su composición ha de quedar claramente especificada la proporción de fibra. Este componente es esencial, ya que no sólo es que las chinchillas sean herbívoras, sino que están adaptadas a la ingestión de plantas muy fibrosas y poco nutritivas. Si el pienso es demasiado calórico y se convierte en su alimento principal, probablemente obtendremos una chinchilla obesa. Idealmente, el pienso debería constituir aproximadamente un 15% de la ración diaria.
Salvo los piensos que vienen en bolsas herméticamente cerradas con atmósfera modificada, no se deben comprar paquetes de pienso en cantidad ya que con el paso del tiempo pierden calidad. En algunos lugares venden piensos a granel. La compra en estos lugares es una temeridad, ya que si no cuentan con la licencia correspondiente y controlan los productos a la venta se podrían dar casos de graves enfermedades como la aflatoxicosis, a la vez que el valor nutricional de los piensos puede estar considerablemente disminuido debido a la oxidación de sus componentes.


(http://www.infochinchillas.com/)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/meis_asem
Nicki

avatar

Cantidad de envíos : 49
Edad : 22
Localización : En La Ultratumba
Fecha de inscripción : 29/07/2008

MensajeTema: Re: Las Chinchillas   Jue Jul 31, 2008 1:02 pm

Mixturas: con este nombre englobamos una serie heterogénea de mezclas de diferentes alimentos. En este apartado podemos encontrarnos con productos de una calidad altísima o con productos de una calidad pésima. Entre los últimos están las mezclas de semillas para pájaros o hámsteres. Parece que mucha gente olvida, incluido el personal de muchas tiendas de animales, que las chinchillas no son granívoras. Son herbívoras, que es muy distinto. Principalmente comen hierba, no semillas. Una de nuestras chinchillas fue adquirida en una tienda de animales de una gran superficie. El aspecto era estupendo y no se apreciaba ningún signo de enfermedad. Como hacemos siempre, revisamos la jaula donde se mantenía y estaba realmente limpia. Como debe hacerse siempre pedimos que nos diesen una muestra de su alimentación suficiente para alimentarla durante una semana, ya que el cambio de alimentación debe hacerse progresivamente, nunca de forma súbita.
La fotografía de la izquierda muestra lo que estaba comiendo el animalito. Un mezcla de semillas para pájaros y pienso para conejos. En aquel momento pensamos que desde luego su alimentación no era ni mucho menos satisfactoria, ya que tampoco se le daba heno, pero que había tenido suerte en dar con unos propietarios que sí sabían lo que debía comer. La sorpresa fue mayúscula cuando descubrimos que en realidad la jaula de la tienda no es que estuviese limpia, sino que la chinchilla estaba estreñida. Estuvo casi dos días sin eliminar ni una sola hez. Al final, un tratamiento adecuado consiguió resolver el problema, pero este ejemplo muestra los desastres que se pueden provocar con una incorrecta alimentación. Afortunadamente hay otras mixturas que destacan por ser mezclas racionalmente formuladas con componentes perfectamente adecuados. Así, podemos ver que hay mezclas de gránulos de pienso, con restos herbáceos, trozos de fruta deshidratada, frutos desecados de escaramujo, trozos de algarroba, alfalfa en aros, etc. Alimentos todos recomendados para una chinchilla, con variedad de colores, olores y sabores. Son mezclas realmente apetitosas que son devoradas con fruición.
Las mixturas de baja calidad deben evitarse en todo caso y las de alta calidad pueden emplearse de dos formas: como sustitutivo del pienso, siendo aproximadamente un 20% de la ración diaria, o como un complemento que constituirá aproximadamente un 5% de la ración diaria.

Frutas y verduras: existe una controversia estéril sobre la bondad o maldad del uso de frutas y verduras en la alimentación de las chinchillas. Se argumenta que como son alimentos con elevada cantidad de agua producen diarreas. Esto es algo totalmente falso. No sólo son saludables sino que, por ejemplo, son la mejor fuente de vitaminas. Además son muy apetecibles para las chinchillas y constituyen una variación muy estimulante de la dieta básica. Dicho esto, hay que hacer varias advertencias. Deben emplearse con moderación, no debiendo superar el 5% aproximadamente de la ración diaria, deben ofrecerse lavadas y secas, se prefiere el uso de verduras al uso de frutas y sólo deben elegirse aquellas que sepamos con seguridad que no son tóxicas. Estos vegetales se ofrecen por la noche y se retiran los restos no consumidos por la mañana. Se hace así para aprovechar los momentos de más actividad de las chinchillas y las horas más frescas del día para evitar en lo posible los procesos de fermentación y putrefacción. A continuación ofrecemos una lista de verduras y frutas que pueden ofrecerse con seguridad:
Verduras: hojas secas de cardo, endivias, achicoria, patatas crudas (quitando todos los brotes, pues son tóxicos), zanahorias (tanto el tubérculo como las hojas), diente de león, lechuga (debe emplearse la variedad “romana” por su mejor contenido de calcio), tomates, guisantes, coles de Bruselas, espinacas, rábanos y trébol. En la siguiente fotografía vemos a una cría de chinchilla comiendo tomate.

Frutas: manzanas, peras, albaricoques, plátanos, ciruelas, cerezas, uvas, fresas, higos y moras. Las frutas con “hueso” deben emplearse con precaución ya que muchas de las semillas son tóxicas y sólo se debe ofrecer a las chinchillas la parte carnosa. En la siguiente fotografía vemos a una cría de chinchilla comiendo manzana.

Golosinas: Son muchas las cosas que se pueden ofrecer esporádicamente como alimentos muy apetitosos. En este apartado incluimos, entre otros, a los frutos secos, como nueces, avellanas o almendras. Son muy ricos en grasas y no debería darse más de uno a la semana. Otra cosa que les chifla a las chinchillas son las pipas de girasol. Puede emplearse como premio cuando hagan algo correctamente, como subirse a la mano para sacarlas o meterlas en la jaula. Como máximo se le deben dar 2 al día. Hay muchas personas que utilizan con este fin las uvas pasas. En este caso el problema no es el exceso de grasas sino el exceso de azúcar. También deben ofrecerse con moderación. Otras golosinas que se pueden dar en mayor cantidad y frecuencia son las formadas por alfalfa. Entre estas destacamos los aros y los bloques. Son realmente apetitosas y tienen una composición vegetal muy saludable. Las dos chinchillas de la fotografía inferior izquierda están comiendo unos aritos de alfalfa. La de la fotografía de la derecha está comiendo un taco de alfalfa.

Un complemento alimenticio cuyo uso es muy recomendable por ser una buena fuente de fibra y facilitar el desgaste de los dientes es el pan duro. Lo mejor es reservar todos los días un pedazo que se deja secar durante cerca de una semana. Hay que dárselo cuando esté bastante duro. Al ser poco nutritivo es un complemento dietético ideal. Si las acostumbramos a dárselo por las mañanas seguro que nos recibirán despiertas dando saltos de impaciencia.

Otros productos cuyo uso es muy recomendable son los renuevos de los árboles frutales. Hay ciertos comercios que los tienen a la venta, pero lo más fácil es intentar conseguirlos directamente en alguna finca. Todos los años se podan los árboles y si el dueño de la finca es amable normalmente puede conseguirse una buena provisión sin coste alguno. Hay que asegurarse bien de que procedan de árboles sin tratamientos con pesticidas. Suele ser bastante fácil conseguirlos de manzano. Estas ramitas son deliciosas para las chinchillas y son estupendas para facilitar el desgaste de los dientes. Y casi no hay límite en su uso.

Complementos nutricionales: En determinadas épocas del año o en determinadas fases fisiológicas de las chinchillas puede ser conveniente la suplementación de la dieta con ciertos complementos. Los dos más importantes son los complejos multivitamínicos y los suplementos de calcio. Los complejos multivitamínicos deberían administrarse en los roedores dos veces al año durante un periodo de 2 a 4 semanas. La alimentación “artificial” que nosotros les damos puede ser deficitaria en ciertas vitaminas. Por eso, de forma preventiva, se pueden emplear estos complejos que administrados con la frecuencia citada sólo tienen ventajas. La utilidad de la suplementación de la dieta con calcio es, sin duda, más controvertida. Una alimentación de calidad normalmente provee de una cantidad de calcio suficiente y con una buena proporción con el fósforo (la ingestión de calcio debe ser el doble que la de fósforo para que sea correcta). La tendencia actual es recomendar la suplementación con calcio únicamente durante la lactación de las hembras de chinchilla. La mejor opción es ofrecer una dieta rica en calcio como es la alfalfa. Otra opción es la utilización de los comprimidos de calcio que se venden para roedores.

El empleo de los “bloques de calcio” que se usan para favorecer el desgaste de los dientes de las chinchillas también debe ser discutido. Ciertamente tiene un efecto beneficioso para el desgaste de los incisivos, pero es más discutible que sean de alguna utilidad en el desgaste de los molares. Su composición es muy variable y casi nunca está especificada en el envase. En todo caso, la relación entre calcio y fósforo está muy desproporcionada y jamás deben utilizarse como fuente de calcio. Uno de los pocos fabricantes que especifica la composición admite que la cantidad de calcio es 211 veces superior a la cantidad de fósforo.

Agua: Aunque la hemos dejado para el final, el agua es vital para la chinchillas y para cualquier ser vivo. Consumen entre 3 y 9 mililitros de agua al día por cada 100 gramos de peso. Nunca debe faltarles y debemos procurar que sea de la mejor calidad.

Se escuchan a veces afirmaciones carentes de cualquier rigor que dicen que a las chinchillas jamás debe dárseles agua de grifo y hay que dársela mineral. Se puede dar agua de grifo con total tranquilidad. Es apta para el consumo humano y, por tanto, para el consumo de las chinchillas. Hay personas que tienen cierto temor a que el cloro que contiene el agua de grifo sea perjudicial. El cloro es un gas que se disuelve en el agua y que no es tóxico a las concentraciones legalmente permitidas en el agua para consumo humano. Además el cloro se evapora. Si se deja reposar el agua en un recipiente de boca ancha de un día para otro ya no quedan restos de cloro. Es cierto que no todas las aguas de grifo son iguales. Hay aguas blandas, duras y casi salobres. En realidad esto no es un excesivo problema para las chinchillas, ya que se parecen a las especies desertícolas en su gran capacidad para extraer agua útil de soluciones concentradas de sal.

(http://www.infochinchillas.com)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/meis_asem
Nicki

avatar

Cantidad de envíos : 49
Edad : 22
Localización : En La Ultratumba
Fecha de inscripción : 29/07/2008

MensajeTema: Re: Las Chinchillas   Jue Jul 31, 2008 1:07 pm

Las camadas y las crias

Protocolo para juntar chinchillas

Las chinchillas son animales que en libertad viven en colonias, asi que puedes tener varias chinchillas juntar respetando siempre unas reglas...

Normalmente si te compras una parejita de chinchillas a la vez, sean del sexo que sean, no te daran problemas de peleas; sin embargo, cuando ya hay una chinchilla en casa hay que respetar un PROTOCOLO PARA JUNTAR CHINCHILLAS, porque las chinchillas son territoriales, y las hembras mas aun.

0º ) Tienes que tener dos jaulas, y hasta que consigas juntar a las chinchillas, las 2 jaulas deberan estar en la misma habitacion una cerca de la otra (que no se toquen los barrotes, porque a través de ellos se muerden los deditos y los rabos) para que se vean y se huelan. Cuando veas que fuera de las jaulas comienzan a tolerarse, puedes juntar los barrotes con precaución, para que vayan oliéndose y palpando los morritos.

1º ) No se te ocurra meter a la chinchilla nueva dentro de la jaula de la que ya tenias asi por las buenas, porque es muy posible que te lleves un disgusto y la dueña de la jaula pegue a la novata. Normal, es SU territorio.

2º ) El primer contacto tiene que ser en un territorio neutral (un pasillo en el que la antigua no haya estado, un baño sin recovecos para que la antigua no acorrale a la nueva..) y durante no mucho tiempo, para ver como reaccionan la una con la otra.

3º ) Tienes que hacer esto durante unos dias, hasta que veas que empiezan a olerse sin intentar atacarse, y que no haya persecuciones agresivas. Cuando esto suceda, cambialas de jaula, es decir pon a la nueva en la jaula de la antigua y a la antigua en al jaula de la nueva, para que se acostumbrena los olores del otro.

A la vez que haces losc ambios de jaula, siguelas soltando en territorio neutral.

4º ) Cuando veas que todo va bien, que se huelen, se dan besitos en el morro y en el pelo del cuerpo etc... es el momento de juntarlas. Peeeeero, ten cuidado también. Tienes que juntarlas en la jaula de la que sea menos territorial, las pones juntas un ratito y observas como reaccionan... si todo va bien, siguelas observando durante unas horas, y por la noche separalas hasta el dia siguiente, que harás lo mismo. Si esto va bien durante 3 dias, ya podrás dejarlas juntas para siempre!


¿ SEPARAR A UNA CRÍA DE SUS PADRES? SÍ

Muchas veces, tenemos bebés de nuestra pareja de chinchillas y nos da pena separarlos de los padres, esto es lógico, pero... tenemos que velar por su seguridad y separarlos a los 3´5 meses.

JAMÁS, se puede tener a los hijos junto con los padres a partir de los 4 meses, y digo JAMÁS por lo siguiente: La consanguinidad y las peleas.

Si el bebe es macho: cuando crezca SEGURO que se peleará con su padre. Dos machos pueden convivir si no hay hembras de por medio. Se pelean hasta la muerte por las hembras.
Si el bebe es hembra: cuando tenga la madurez sexual (4 meses aprox., pero no se deben quedar preñadas hasta los 8 meses, sino es peligroso) el padre la montará, SEGURO. Si no a los 5 meses a los 7 o alos 9 ...o cuando sea, pero se quedará preñada del padre, con los riesgos que conlleva. La consanguinidad es peligrosisima...

Es una irresponsabilidad tener a los hijos con los padres a partir de los 4 meses... asi que si... hay que separarlos.... mira a ver si puedes poner otra jaula, meter al bebé alli y traerle una novieta... o sino tendrás que venderlo/regalarlo a alguien...

(http://groups.msn.com/LACOMUNIDADDECHINCHILLAS)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/meis_asem
Nicki

avatar

Cantidad de envíos : 49
Edad : 22
Localización : En La Ultratumba
Fecha de inscripción : 29/07/2008

MensajeTema: Re: Las Chinchillas   Jue Jul 31, 2008 1:08 pm

La cría de la chinchilla doméstica
Vamos a ver este capítulo dividido en diversos apartados que se corresponden con las diversas etapas del ciclo reproductivo femenino. De todos modos, en cada apartado haremos referencia a los aspectos más importantes que hacen referencia tanto a las hembras como a los machos.


Pubertad
La pubertad o madurez sexual se produce cuando la chinchilla adquiere la capacidad de engendrar. En los machos esto ocurre hacia los 8 meses de edad y en las hembras entre los 8 y los 9 meses de vida. De todos modos, en las hembras existe gran variación y se han descrito casos extremos que van desde los 2 a los 18 meses.


Celo
Cuando hablamos de celo, podemos estar pensando en tres cosas que tienen relación pero que son diferentes. Y es importante diferenciarlas. Hablaremos de estos tres periodos comenzando por el más prolongado en el tiempo.

El periodo reproductor o época reproductiva es el tiempo a lo largo del año en que las chinchillas tienen capacidad para engendrar. Sabemos que las chinchillas son sexualmente estacionales. Esto quiere decir que su actividad sexual no es igual durante todo el año, estando influenciada por la cantidad de luz. En concreto, la actividad sexual comienza cuando comienzan a acortarse las horas de luz diarias. Esto se corresponde con el otoño y el invierno. Las chinchillas son originarias del hemisferio sur y habitan en unas latitudes y altitudes que hacen que exista gran diferencia climática entre las estaciones. En España vivimos en el hemisferio norte y en gran parte de nuestro país se dan condiciones de escasa variación climática interestacional. Ello hace que los periodos reproductivos no sean iguales a los que manifiestan las chinchillas salvajes. La diferencia es tan extrema, que algún criador ha conseguido que el periodo reproductivo sea continuo controlando ciertos parámetros ambientales y la alimentación. De todos modos, lo normal es que el periodo reproductivo transcurra de noviembre a mayo.

Los machos tienen un periodo reproductor similar al de las hembras, siendo máximo de octubre a marzo. Sin embargo, durante el mes de diciembre podría darse un descenso de la capacidad reproductora debida al exceso de testosterona liberada en los meses precedentes.

Definimos el ciclo estral como el periodo en el que el cuerpo de la hembra sexualmente activa se prepara para el acoplamiento, la fecundación y la gestación. Las chinchillas son poliéstricas estacionales. Esto quiere decir que únicamente durante unos meses del año son sexualmente activas; y que dentro de esos meses, existen varios periodos en los que la hembra puede quedar preñada. Por tanto no hay que confundir el ciclo estral con la época reproductiva. La duración del ciclo estral se ha establecido entre 30 y 60 días, siendo la media de 38 días. Después de cada ciclo estral hay un periodo de tiempo en que se produce un descanso sexual en la hembra.

Tampoco hay que confundir el periodo correspondiente al ciclo estral con el periodo en que la hembra es receptiva al macho. Es a este momento al que llamamos celo y se corresponde con la fase del ciclo estral llamada estro. No durante todos los días del ciclo estral la hembra acepta el acoplamiento. La hembra únicamente acepta al macho alrededor del momento de la ovulación. Aproximadamente 12 horas después del parto puede presentarse un celo que dura entre 12 y 48 horas y que se repite unos 55-60 días más tarde si no ha habido fecundación.

Los signos externos del celo o estro son: apertura de la membrana de cierre vaginal, mucosidad vulvar y cambio de coloración de la mucosa vaginal que adquiere un color rojizo intenso. La coloración más intensamente rojiza aparece durante los 2 a 4 días que permanece abierta la membrana vaginal y se mantiene intensa durante la mayor parte de la fase luteal del ciclo estral. Al contrario que en otras especies animales no existe hinchazón de la vulva.


Apertura vaginal Mucosa vaginal rosada



Monta
Los machos son bastante insistentes en su intención de cubrir a las hembras. Sin embargo son muy pocas las horas en las que la hembra va a dar su consentimiento. Si tenemos la fortuna de encontrar el tapón copulatorio, podemos saber que la monta ha tenido lugar el día anterior a su expulsión.
El tapón copulatorio o vaginal es una masa sólida de eyaculado coagulado con forma de crisálida de mariposa que se desprende de la vagina varias horas después de la monta. Miden unos 2,5 cm. de largo y unos 6-7 mm. de diámetro, suelen ser duros y de consistencia gomosa o cérea y son producto exclusivo de las secreciones masculinas.

La función de estos tapones no está clara, pero se han aventurado varias hipótesis: actuar como reservorio o almacén de esperma, prevenir la pérdida de esperma, inducir una pseudogestación, actuar sobre el transporte del esperma o prevenir la fertilización de la hembra por otros machos. En la actualidad, se considera que la función primordial del tapón copulatorio es la última, ya que sabemos que el tapón copulatorio impide que los eyaculados competidores alcancen el sitio donde tiene lugar la fertilización. Las otras funciones, especialmente la que afecta al transporte del esperma, se consideran necesarias pero de poca importancia.

La duración de la monta es realmente breve, apenas unos segundos; y tras producirse, el macho generalmente vocaliza de forma ostentosa.



Gestación
Las chinchillas presentan dos cuernos y dos cuellos uterinos. Las gestaciones se producen alternándose ambos cuernos, ya que la ovulación se produce en uno u otro ovario de modo alterno.
La gestación media se estima en 111 días, por lo que podemos calcular que la época de partos comenzaría en febrero y terminaría en septiembre. El número de crías por camada puede ser bastante variable, ya que las chinchillas presentan una gran incidencia de resorción fetal durante la gestación.

En la bibliografía se encuentran casos de hasta 6 crías. No es lo normal. Lo normal son 2 o 3 crías. Tampoco son infrecuentes las gestaciones de una única cría. Como es lógico, el número de crías en gestación tiene bastante importancia en ciertos aspectos. Las gestaciones de una única cría tienen la ventaja de que el desarrollo intrauterino y la velocidad de crecimiento tras el parto son mayores. Pero el hecho de que la cría pueda ser de mayor tamaño, también aumenta el riesgo de que aparezcan problemas durante el parto. Las camadas de 2 o 3 crías son las que menos problemas producen. A partir de 4 crías nos encontramos con varios problemas. El primero es el enorme esfuerzo de gestación exigido a la madre, que puede ver reducidas sus reservas al mínimo. El segundo es el menor tamaño de las crías en el momento del alumbramiento que, si bien reduce el riesgo de problemas durante el parto, hace que su desarrollo sea más lento y por tanto más expuesto a la aparición de enfermedades. Y el tercero tiene que ver con la lactación y lo veremos en el apartado correspondiente.

La alimentación de las chinchillas gestantes es muy importante. No les debe faltar comida de calidad y se les puede suplementar con vitaminas. Existen preparados comerciales multivitamínicos que se les pueden dar directamente en la boca, disueltos en el agua de bebida o empapando un trozo de pan duro. Sin embargo, el mismo efecto se puede conseguir introduciendo en la dieta ciertas verduras ricas en vitaminas y minerales.


Parto
Afortunadamente las chinchillas correctamente mantenidas no tienen demasiada propensión a las distocias o partos problemáticos. Lo cual no quiere decir que no puedan presentarse, y que cuando lo hacen pueden poner en grave riesgo tanto a la madre como a las crías.

Generalmente, los partos tienen lugar muy temprano por la mañana. Las chinchillas no construyen un nido propiamente dicho, pero suelen utilizar una caja-nido que guarda el calor y permite que la cría nacida en primer lugar no tenga hipotermia mientras nace el resto de la camada.


Crías recién nacidas. Tienen los ojos abiertos y pueden andar, aunque un poco torpemente. La madre ha limpiado a la mosaico. La beige apenas está seca y la pink white todavía no ha sido limpiada. Una de las crías de la fotografía anterior una vez que la madre la ha limpiado y secado. Se pude apreciar como esta cría tiene un aspecto más despierto a pesar de haber transcurrido tan sólo unas horas desde su nacimiento

El proceso del parto no es pasivo, sino que la madre utiliza su boca para ayudar a extraer a cada una de las crías. Se incorpora sobre sus patas traseras, entre las que introduce su cabeza y asiendo la cría con la boca la extrae y la dirige hacia delante. Luego procede a la limpieza de la cría. Al terminar el parto la madre se come las placentas, por lo que puede aparecer con la nariz y las patas delanteras manchadas de sangre. Durante todo el proceso del parto se ve a la hembra intranquila y haciendo pequeños ruidos. No da la sensación de ser un proceso demasiado doloroso ni traumático para la hembra.


Debido a que la madre extrae a las crías asíendolas con la boca, a que ingiere las placentas y a que limpia con gran dedicación a los recién nacidos es muyhabital ver las manos, la cara y el pecho de la madre manchados de secreciones y sangre. Aspecto de la región genital femenina inmediatamente después del parto. Placenta de chinchilla inmediatamente después de ser expulsada. La mayor parte de las veces la madre la ingerirá sin demora. En raras ocasiones no son ingeridas.

En las chinchillas domésticas se ha visto que las camadas suelen ser menos numerosas y que el número de machos por camada suele ser mayor que en el caso de las chinchillas criadas en laboratorio o granjas de peletería.

Lactación
Tras el parto pasan unas horas antes de que comience la producción de leche. El desencadenante es la ingestión de las placentas, que contienen una hormona que estimula su producción. De todos modos, la madre produce una cierta cantidad de leche. Y esta cantidad debe repartirse entre todas las crías. En el caso de camadas numerosas, el primer efecto negativo que se deriva de este reparto es que el ritmo de crecimiento decrece proporcionalmente al número de crías en lactación. El segundo efecto negativo se deriva de las luchas que se producen por alcanzar las mamas más productivas, con lo que se pueden dar lesiones por mordeduras entre las crías. Asi que no es infrecuente ver ciertas peleas en los primeros momentos tras el parto, hasta que, pasadas unas horas, se inicia la producción de leche. La fotografía que acompaña a este texto muestra las lesiones causadas a una cría por sus cuatro hermanos. En este caso las heridas afectaron al ojo y las complicaciones posteriores le produjeron la muerte. Normalmente las peleas no producen efectos tan extremos como el comentado, pero siempre hay que estar vigilante para que no ocurran desgracias como la descrita.
Las chinchillas tienen 3 pares de mamas, y en teoría podrían alimentar a la vez hasta 6 crías. Esto no es del todo real, ya que siempre hay unas mamas que son más productivas que otras. En concreto, las crías más fuertes siempre maman de las primeras mamas pectorales. Durante la lactación, la alimentación de las madres tiene tanta importancia como durante la gestación. Valen los mismos consejos que los ofrecidos en el apartado de la gestación, pero añadiendo que en este periodo las necesidades de calcio y las necesidades hídricas aumentan. Si se utilizan verduras en su alimentación, veremos que en esta época tienen preferencia por las más jugosas. El calcio puede suplementarse de diversas formas. De manera natural ofreciendo alimentos ricos en este mineral, como la alfalfa, o de manera artificial mediante preparados farmacológicos.

La lactación se produce adoptando la madre tres posturas distintas: erguida sobre las patas traseras, en postura de reposo con las crías accediendo lateralmente o desde abajo a las mamas o tumbada boca arriba, de manera que las mamas quedan fácilmente accesibles. La postura más frecuente es la segunda, ya que las crías sulen preferir las mamas torácicas y como éstas tienen una posición lateral las crías pueden mamar aunque la madre esté durmiendo.



Postura de amamantamiento con la hembra erguida. Postura de amamantamiento con la cría bajo la madre. Postura de amamantamiento con la hembra tumbada boca arriba.


Debido a que las crías nacen con dientes, durante la lactación pueden hacer heridas a la madre, y no es descabellado considerar recortar los dientes si éstas son demasiado profundas o dolorosas.

El destete se produce entre las 6 y las 8 semanas de vida, si bien las crías mantienen el interés por mamar durante al menos otras 4 semanas más.

Huérfanos o camadas demasiado numerosas
En el caso de que la madre falleciese en el parto o durante la lactación, o por diversas circunstancias no pudiese amamantar a las crías o hubiese demasiadas crías para alimentar, tenemos dos opciones para intentar sacar adelante a las pequeñas chinchillas. La más efectiva es encontrar una nodriza. Si se tiene la fortuna de tener otra hembra en lactación, ésta suele aceptar una nueva cría sin mayores complicaciones. Incluso se han descrito casos de crías de chinchilla amamantadas por cobayas. La otra opción es la administración de una leche artificial.

Desconocemos la composición de la leche de las chinchillas. Además, ésta puede variar a lo largo del periodo de lactancia. Sí sabemos que la leche de los roedores tiene unas ciertas características que la diferencian de la del perro y el gato por ejemplo. Suele tener entre el 7 y el 9% de proteína, entre el 5 y el 12% de grasa y sólo entre un 1 y un 5% de carbohidratos. Si nos fijamos en la cobaya, el roedor doméstico más cercanamente emparentado a la chinchillas, debemos asumir que la concentración de sólidos debe ser aproximadamente del 16%. La cantidad de energía suministrada debería ser como mínimo de 2 Kcal/g.

Existen varias fórmulas utilizadas por diversos cuidadores. Una de ellas es la siguiente: mezclar la misma cantidad de leche en polvo y agua; si es posible añadir 1 gramo de glucosa por cada 15 mililitros. También existen fórmulas en las que se incluye lactasa, para degradar el exceso de lactosa. Nosotros hemos utilizado con éxito la mezcla de la misma cantidad de agua y leche maternizada en polvo para gatitos.

Para darles la leche se utiliza una jeringuilla, un cuentagotas o un biberón de tetina pequeña. Se calcula que la capacidad estomacal de los roedores neonatos suele ser del 5 al 7% del peso corporal, por lo que a una chinchilla de 40 gramos no se le deberían administrar más de 2 a 2,5 mililitros de leche maternizada por toma. Siembre debe ofrecerse templada.

Para los primeros 3 o 4 días la frecuencia de administración debe ser la mayor posible, sin que pasen más de 4 horas entre toma y toma. A partir de entonces se pueden espaciar más las tomas y se pueden eliminar las tomas nocturnas. Aunque la bibliografía indica que las chinchillas comienzan a ingerir alimento sólido a partir de la primera semana de vida, hemos podido observar chinchillas comiendo heno y alfalfa con tan sólo 2 días de vida


(http://www.infochinchillas.com)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/meis_asem
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Las Chinchillas   

Volver arriba Ir abajo
 
Las Chinchillas
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
HÁMSTERS Y DEMÁS ROEDORES :: Otros Roedores :: Chinchillas-
Cambiar a: